UN BARCO SUFRE UN POSIBLE ATAQUE DE REBELDES YEMENíES HUTíES EN EL ESTRECHO DE BAB EL-MANDEB

Un barco que navegaba el miércoles por el estrecho de Bab el-Mandeb sufrió un posible ataque de los rebeldes hutíes en Yemen, y las autoridades reconocieron el ataque más lejano de los rebeldes, que golpeó el día anterior un portacontenedores con bandera estadounidense cerca del mar Arábigo.

La rápida sucesión de ataques hutíes se producía tras una pausa no explicada de semana y media. Los rebeldes podrían estar reagrupándose antes de la llegada de un nuevo portaaviones estadounidense a la región después de que el USS Dwight D. Eisenhower emprendiera el camino de regreso a casa.

El ataque del miércoles afectó a un barco al sur de Mocha, según indicó el centro de la agencia militar británica de Operaciones de Comercio Marítimo (UKMTO, por sus siglas en inglés). El capitán reportó explosiones a un costado del barco.

El “buque y toda la tripulación están a salvo”, dijo la UKMTO. “El buque continúa hacia el siguiente puerto de su ruta”.

Los hutíes empezaron a atacar barcos en el corredor del mar Rojo en noviembre. En un primer momento no reivindicaron el incidente del miércoles, aunque a menudo tardan horas o incluso día en reclamar sus ataques.

Los hutíes dijeron el martes que habían lanzado misiles conta un buque portacontenedores con bandera estadounidense en el Golfo de Adén. El Centro Conjunto de Información Marítima (JMIC), supervisado por la Armada estadounidense, identificó al barco como el Maersk Sentosa y advirtió que era el ataque a mayor distancia de Yemen que han hecho los hutíes desde noviembre.

Los hutíes emitieron un comunicado el martes por la noche en el que reivindicaban tres ataques, incluido el de Maersk Sentosa. Maersk, una firma danesa que es la mayor compañía logística del mundo, confirmó a The Associated Press que su barco había sido atacado.

“No se reportaron lesiones a la tripulación ni daños al barco o la mercancía”, indicó la firma de transportes en un comunicado. “El barco continúa su viaje hacia el siguiente puerto de su ruta”.

Los rebeldes han atacado más de 70 embarcaciones con misiles y drones en una campaña que ha matado a cuatro marinos. Desde noviembre han tomado un barco y hundido dos.

El número de ataques hutíes a embarcaciones mercantes subió en junio a niveles inéditos desde diciembre, según el JMIC. Una campaña de bombardeos liderada por Estados Unidos ha golpeado a los hutíes desde enero, con una serie de ataques el 30 de mayo que mató al menos a 16 personas e hirió a 42, según los rebeldes.

Los hutíes dicen atacar barcos relacionados con Israel, Estados Unidos o Reino Unido como parte de su apoyo al grupo armado Hamás en la lucha contra Israel, en la Franja de Gaza. Sin embargo, muchos de los barcos atacados tienen poca o ninguna relación con la guerra entre Israel y Hamás y algunos se dirigían a Irán, benefactor de los hutíes.

El repentino incremento en los ataques se produjo tras una semana y media de tranquilidad. Los rebeldes no dieron una explicación para el receso ni para la reanudación de los ataques.

Sin embargo, el portaaviones USS Theodore Roosevelt tiene previsto llegar a la región de Oriente Medio y sustituir al Dwight D. Eisenhower, que ha pasado varios meses en el mar Rojo para hacer frente a los hutíes.

La Armada no ha dado más detalles sobre el paradero del Roosevelt, aunque una imagen publicada por la Armada situaba al portaaviones en el mar de China Meridional el viernes pasado.

___

Jon Gambrell en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, contribuyó a este reporte.

2024-07-10T08:40:26Z dg43tfdfdgfd